Diccionario Pastuso

1/12/05 | |

Aquí están algunos términos o palabras muy empleadas en Nariño (con una clara influencia del Quechua), por cortesía de Pasto.com, sitio de consulta obligada, para entererarse de todo lo relacionado con esta ciudad (San Juan de Pasto).

Achichay:
Dentro del amplio espectro quichua, es esta la voz más popular para decir queja contra el frío.
Atatay: Asco, disgusto, repulsa. La música delata su ancestro quichua.
Chaza: Popular juego de pelota que por lo que se sabe se prácticó originalmente en Nariño. Sin embargo, hay en francés una suerte deportiva denominada chasse, cuyas características tienen similitud con la chaza.
Chuchingo: Cobarde. Medroso. Derivado del quichuismo Chucha.
Jurguillas: Por hurguillas. El tipo pesado, chinche, cargoso, llenador.
Locro: Sopa bandera de la culinaria pastusa con cierta reminiscencia del ajiaco bogotano.
Mamarón: Tipo grande, vago y camorrero. Pude que el vocablo tenga patente pastusa pero es más de creer que se trata de la corrupción del españolísimo mamalón, que designa al holgazán, con otras características como para definir al mamarón.
Ñapanga: Pinturera lámina de la mujer del pueblo cuyas características han ido esfumándose; el moño con el lazo perfecto de la cinta espectacular, las candongas grandes, el pañolón de vistoso fleco, la bordada blusa, el follado ancho con ribete de peluche y las finas chanclas. La estampa vernácula se reedita con el esplendor abuelo pero a título de recuerdo y en tiempo de homenaje. No más . La ñapanga auténtica fue arrastrada por la gracia pecadora de la minifalda.
Papurreta:
Por paparrucha. Trabajo realizado a la diabla.
Perrángano: Enredador, veintenovias, bribonzuelo.
Piscuda: Marimacho.
Potranca: Brincona, de cascos livianos, golfa.
Quechua Network, diccionario de Quechua.

----------------------------------------------------
+++Bersuit Vergarbat-Mi caramelo/Bersuit Vergarabat-El tiempo no para/Fabiana Cantilo-Mary Poppins y el deshollinador/Caballeros de la Quema-Avanti morocha/La Renga-La balada del diablo y la muerte