Una copa de bienvenida

20/7/12 | |

Me estremece una duda tremenda: no sé si estoy vivo y tomo un trago en mi ciudad o si me encuentro en el infierno y los diablos me brindan la copa de bienvenida.
Fragmento de El auto loco, de Humberto Salvador (Ecuador).
Ilustración de Scott Bakal.

0 comentarios:

Publicar un comentario