Un fragmento de Bartleby y compañía

29/9/13 | |

Todos deseamos rescatar a través de la memoria cada fragmento de vida que súbitamente vuelve a nosotros, por más indigno, por más doloroso que sea. Y la única manera de hacerlo es fijarlo con la escritura.
La literatura, por mucho que nos apasione negarla, permite rescatar del olvido todo eso sobre lo que la mirada contemporánea, cada día más inmoral, pretende deslizarse con la más absoluta indiferencia. 

Fragmento de Bartleby y compañía, Enrique Vila-Matas.
En la imagen: obra de Annabelle Shelton.