Las espuelas clavadas

24/2/14 | |

Luego te cuento sobre la serpiente que incendiaba ayer las montañas de Usme. Ayer, sí, ayer, entre las plumas flotando, las botellas de Póker, los billetes doblados y la sangre que manchaba la arena que no parecía arena. Luego, ahora no, ahora te dejo estos textos: Mi gallo de pelea por Sinar Alvarado/El gallo en su polvorete por Edison Monroy/CRÓNICA DE UNA RIÑA. Apuestas, paella, sangre y muerte/El gallo de oro, por Juan Rulfo/Gladiadores con alas.