El esqueleto de la señora Morales, Rogelio A. González, 1959

12/3/19 | | 0 comentarios

De 'Acá el tiempo es otra cosa'

28/2/19 | | 0 comentarios

Trampolín/Tomás Downey

El estacionamiento del complejo está lleno de autos. Facundo estaciona lejos de la entrada y camina con su hija bajo el sol. Siempre tenés que mirar para todos lados, le dice. Acá los coches van despacio pero pueden salir de la nada, hay que estar atento. Josefina sonríe. ¿De la nada?, pregunta. Es una forma de decir, le explica Facundo sin terminar de entender si su hija lo está cargando. Siente la mano pequeña y transpirada en la suya, el tacto lo reconforta.
 Están caminando hacia la boletería. Él le pregunta si lo extrañó y ella asiente. ¿Seguro? Sí, papá, dice riéndose. Te extrañé.
 Facundo paga las entradas. Josefina pasa con tarifa de niño, todavía. Buscan dos reposeras libres cerca de la parte poco profunda. Ella tiene una mochila colgando de un hombro, rosa como su traje de baño y como la gomita que le ata el pelo. Adentro hay una bombacha, una toalla y una remera. Facundo piensa en el momento en que tenga que cambiarla. Ya es demasiado grande para el vestuario de hombres. Va a tener que esperar junto a la puerta, buscar a una mujer que le parezca confiable, pedirle por favor, esperar. Como hace unos meses en el baño de un cine, los cinco minutos más largos de su vida. Continuar leyendo.

Dar la vida por la Revolución

18/2/19 | | 0 comentarios

Los puros

La más grande pureza es abyección.
No hay duda.
Pero, consuelo, oh puros:
tampoco los abyectos y los viles
lo son del todo.
A veces huelen rosas
y acarician corderos con sinceridad
o besan niños
y dan su vida por la Revolución.

Eduardo Elizalde.

Éste es un perro

17/2/19 | | 0 comentarios

EL PERRO

Éste es un perro.
Una criatura que se ignora.
No sabe
que pertenece a una clase
–de cosa o bestia, ignora
que la palabra perro
no lo designa a él en especial:
          cree que se llama perro,
          cree que se llama hombre,
          cree que se «ven»,
          cree que se llama «muerde».

Eduardo Elizalde.

La inquietante 'Burning', de Lee Chang-dong

11/2/19 | | 0 comentarios

Estrenos Doramas, cine asiático a tutiplén.
Póster de Christopher King.

OTROSUR 2, una antología de textos sureños bogotanos

9/2/19 | | 0 comentarios

Ese maldito gusto por la música

4/2/19 | | 0 comentarios

Ese maldito gusto por la música 
Lucrecia Maldonado (Ecuador)
Para Modesto Ponce 

Es cierto que no son horas de llegar, es cierto también que por lo menos debí haber llamado, que el hecho de que tenga más de treinta años no me justifica de hacer lo que me da la gana, por lo menos mientras viva en esta casa, porque el que vive en una casa decente y sobre todo la que vive en una casa decente tiene la obligación de reportarse y de no hacer nada que parezca incorrecto porque es absolutamente impensable que a mis años, y con la formación moral, ética, católica, apostólica, romana y marianista que me has dado yo vaya a cometer cualquier desaguisado de esos que solamente los cometen vos ya sabes quienes. Es cierto, pero antes de que me sueltes todo el rollo que para ahorrarte el trabajo ya te lo he soltado yo, déjame explicarte, déjame sentarme un ratito aquí y mirarte a los ojos, a esos ojos que todavía son hermosos, que todavía miran profundo, como seguramente lo miraron a mi papi alguna vez en el pasado, alguna noche de frío, algún momento de desconcierto. Déjame ir hacia la radiola vieja, no el equipo nuevo con todo y CD que te regalamos por el último día de la madre en atención a tu impecable gusto por la música de los grandes maestros, y también para que escuches versiones regrabadas de tus tríos Los Reales y Los Brillantes que sí saben de música nacional, no como esa música chichera de los otros, no tampoco el tres en uno que nos compraron vos y mi papi cuando íbamos entrando en la adolescencia y venían las fiestas y bailábamos sugar sugar y después Gary Glitter y vos ya me decías cuidado Isabelita no te pondrás esas faldas tan cortas y provocativas, entonces yo me ponía un overol de mecánico con una blusa de granjero de Iowa y vos te ponías hecha un brazo de mar y después se te llenaban los ojos de lágrimas y murmurabas para nadie «cómo me gustaría que se arreglara un poquito, parece de esas hippies de la calle, así quién se va a fijar en ella», pero bueno, esa es otra historia, yo quiero que vengamos ahora a la radiola de cuando éramos chiquititos, que saques los discos con que nos arrullabas mientras nos dabas la papilla de plátano con limón, esa música que la María decía que era de muertos, que mejor te consiguieras algo de Julio Jaramillo, de Leo Dan o de Palito Ortega. Continuar leyendo.

Kikagaku Moyo - Masana Temples (2018) (Full Album)

10/1/19 | | 0 comentarios

Las listas...

30/12/18 | | 0 comentarios

Shirkers y otras joyas de 2018

17/12/18 | | 1 comentarios

Las mejores películas de 2018, según Sight and Sound, Esquire y Cahiers du Cinema.

OTROSUR 2, en camino

11/12/18 | | 0 comentarios

OTROSUR 2, ya casi impresa. Portada de Ferney Manrique, contraportada de Marlén Forero.

El asunto es...

5/12/18 | | 0 comentarios

El silencio

El muchacho del supermercado
me dio del tú.
Mira, te traje una botella más grande porque está en oferta.
¿Por qué tengo que ser yo la que corte calabacines
todas las noches
a esta hora?
Se lo conté a una amiga
y alzó los hombros:
cosas del destino.
Unas cortan calabacines,
otras hacen el amor.
El asunto es que el silencio te tome en cuenta.
Llegué hasta el kiosco.
Una negra de culo inmenso me advirtió:
si no compra la revista,
no la puede leer.
Abrí el libro de Hölderlin
y odié a su carpintero
carcelero.

Miyó Vestrini.

Seis personajes en busca...

3/12/18 | | 0 comentarios

El ilustre ilustrador desconocido, un muy buen artículo en Página 12, sobre Cotta, el ilustrador de las bonitas portadas de Los libros del mirasol.

Busca el mensaje

30/11/18 | | 0 comentarios

El mensaje

Busca el mensaje que mamá dejó envuelto
en una pequeña
piedra antes de partir
búscalo en la mesa de noche, en el armario, en el piso,
detrás de las cortinas
búscalo en la basura (no vaya a ser que lo boten)
búscalo en los escombros que dejó la guerra,
entre los muertos y los sobrevivientes
búscalo en tu insomnio, en el tedio, detrás de los años
perdidos
búscalo en tu infancia, encuéntralo en tu más
antigua nana
búscalo ahora, hijo, que tú y yo somos huérfanos y
no sabemos vivir
búscalo y encuéntralo ahora que mamá partió
ahora que es imposible tanta ausencia, tanto silencio,
tanta noche.

Rubén Ackerman.

La cara en el espejo

25/11/18 | | 0 comentarios

19

juego a ser yo todos los días
juego a ser un cadáver insisto me doy miedo
soy un clarinete aproximativo
y una batería que suena como una máquina de escribir
reventada a balazos
juego a morderme la cara en el espejo.

Julio Miranda.

Necesito dinero y otros carteles

23/11/18 | | 0 comentarios

Las bellos carteles de cine de Josep Renau Berenguer.

¿Es cierto que una vez hizo llorar a Bob Dylan?

14/11/18 | | 0 comentarios

Que no exista una queja

10/11/18 | | 0 comentarios

Complicidad

Es mejor destruir el pasado
que no quede imagen
que no haya siluetas
y seamos tú o yo fuera de todo círculo.
Que exista solo una maniobra
una razón que nos parta
una multitud que nos reproche
sin sabernos los escogidos.
Que la pasión se borre girando
y no sepa de su derrota.
Que no exista una queja
o una bóveda acallando tu cuerpo.

José Barroeta.

¿Y después?

7/11/18 | | 0 comentarios

Quién es ese que dice yo
usándote
y después te deja solo?

No eres tú,
tú en el fondo no dices nada.

Él es sólo alguien
que te ha quitado la silla,
un advenedizo
que no te deja ver,
un espectro
que dobla tu voz.

Míralo
cada vez que asome el rostro.

Rafael Cadenas.

Scorsese, mi viaje a Italia

31/10/18 | | 0 comentarios

Bava, Argento y los otros

21/10/18 | | 0 comentarios

Gialloteca, un lugar para los amantes de este género.

El Frankenstein de Lynd Ward

15/10/18 | | 0 comentarios

Las ilustraciones de Lynd Ward, para Frankenstein.